Diablo III anunciado oficialmente

Parece que Blizzard ha decidido terminar de hacerse de oro (si no lo era ya con sus más de 10 millones de suscriptores a World of Warcraft), y no contenta con tener en desarrollo Starcraft II, continuación del mítico ETR (estrategia en tiempo real) de 1.998, se decide por fin a dar continuidad a otra de sus sagas más emblemáticas.

Fue en el Blizzard Worldwide Invitational, celebrado en París a finales de julio de 2.008. La expectación era máxima, pues con anterioridad al evento corrían todo tipo de rumores acerca de un nuevo proyecto que iba a ser mostrado. Todo el mundo hablaba de Diablo III, pero nadie podía confirmar nada.

¿QUÉ IBA A SER ANUNCIADO?

En realidad no había muchas alternativas:

SIN FECHA DE LANZAMIENTO (PARA VARIAR)

Las expectativas han sido cumplidas, y hoy por hoy sabemos que Diablo III se encuentra en desarrollo. Desgraciadamente, y como es costumbre en Blizzard, no tenemos fecha de lanzamiento. De hecho todavía no la tenemos ni de “Starcraft II” ni de “Wrath of the Lich King” (expansión de WoW), que fueron anunciados largo tiempo ha, por lo que aún pasarán muchos meses hasta que tengamos novedades en este sentido para Diablo III. Personalmente me atrevería a afirmar que como mínimo hasta 2.010 no vamos a olerlo.

EL JUEGO EN SÍ

Por los vídeos “in-game” vistos hasta ahora da la impresión de que se va a hacer algo similar a lo ya visto en Starcraft II: mantener la esencia del título original, potenciándolo técnicamente. Por supuesto habrá novedades jugables, pero no habrá una ruptura con lo visto en anteriores ediciones.

Dentro de esas novedades destacan el uso completamente libre de la cámara, una facilitación de la interfaz mediante nuevas barras de acceso rápido, un novedoso sistema de juego cooperativo, así como la reubicación de monstruos y misiones de forma aleatoria al comienzo de cada nueva partida.

Por el momento se han mostrado 2 clases distintas, el bárbaro y el Médico Brujo (en inglés suena algo mejor: Witch Doctor), pero serán un total de 5, todas ellas con habilidades completamente distintas. Por lo que se sabe hasta ahora parece que no existirán opciones de personalización, pudiendo únicamente escoger el sexo del personaje. Este último extremo me sorprende bastante, y si se confirmase creo que resultaría un error, sobre todo de cara al online, en el que la diferenciación entre jugadores facilita mucho la inmersión.

LA POLÉMICA

Pese a esta actitud continuista, ya ha habido voces que se han alzado para protestar por el nuevo concepto artístico del juego, que juzgan demasiado colorista. De hecho se ha montado una plataforma para recoger firmas dirigidas a que Blizzard modifique este aspecto. Incluso han editado algunos de los pantallazos que se han visto hasta el momento, mostrando cómo consideran que deberían ser. A continuación podéis ver un ejemplo de esto último, con el “antes” (before) y “después” (after).

La calidad gráfica del título es innegable, pero debo reconocer que en este ejemplo concreto me gusta más cómo queda la propuesta de los inconformistas (que ya llevan más de 20.000 firmas).

CONCLUSIONES

Blizzard se ha decidido por fin a quemar las naves, y con este anuncio responde así a las hordas de seguidores de otra de sus prestigiosas sagas (¿cuál no lo es?). Mejoras técnicas y jugables sobre la base de sus predecesores son a priori las claves de un Diablo III que ha iniciado su andadura con cierta polémica a raíz de su colorista aspecto artístico. No sé por qué tengo la intuición de que no va a ser la última, pero eso el tiempo (mucho me temo) será el que nos lo termine diciendo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario