ya no corro

Creative Commons License

Ya no corro detrás

de ningún arco iris,

ya no cargo maderos

ni promuevo en Babel,

con dos besos de más

no preciso daiquiris,

me basta el pasajero

permiso de tu piel.

No me interesa el puesto

de príncipe de sueños

(me convierto en anfibio

con los besos de amor),

los servicios que presto

son mucho más pequeños

como el discreto alivio

de tu ropa interior.

No contrato seguros

ni retrato principios,

el tiempo se pronuncia

con el nombre del humo,

si me ofrecen futuros

devuelvo participios

y enmarco la denuncia

por tenencia y consumo.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons