«Who By Fire», Leonard Cohen (1974)

En 1974 el poeta, novelista y cantautor Leonard Cohen publicó su quinto L.P., «New skin for the old ceremony«.
En este disco ejercieron una enorme influencia el productor y arreglista John Lissauer (vientos, teclados y voz) y el violinista Lewis Furey (viola), dándole un sonido muy diferente al de los anteriores.

New skin for the old ceremony. Leonard Cohen

«New skin…» es recordado por singles como «Chelsea Hotel #2» dedicado a Janis Joplin o «Lover lover, lover» compuesta con la intención de hermanar a los pueblos árabe y judío.

Pero hoy vamos a hablar de otra joya que nos regaló Cohen en ese disco: «Who by fire«.

La letra de la canción está inspirada en una plegaria litúrgica judía llamada Unetaneh Tokef, una oración que habla del juicio de Dios en relación con las acciones del hombre y la aceptación humana de la justicia Divina.
El Unetaneh Tokef es la oración más solemne del Rosh Hashaná, el Comienzo del Año judío (también conocido como el Día del Juicio y o Día del Recuerdo). Según la tradición, ese día Dios juzga a los hombres abriendo tres libros: uno con los malvados (quienes quedan inscritos y sellados para la muerte), otro con los buenos (quienes quedan inscritos y sellados para la vida) y el tercero para quienes serán juzgados en el Yom Kippur, el Día del Perdón.
El Rosh Hashaná forma junto con el Yom Kippur una unidad llamada Yamim Noraim, los Días temibles, por ser el momento en que Dios juzga al mundo cada año.

Una parte de la plegaria dice así:

«On Rosh Hashanah it is written and Yom Kippur it is sealed
How many shall pass on and how many shall come to be;
who shall live and who shall die;
who shall see ripe old age and who shall not;
who shall perish by fire and who by water;
who by sword and who by beast;
who by hunger and who by thirst…
»

Leonard Cohen

A la impresionante voz de Cohen se une la de Janis Ian.

Este es el resultado:

And who by fire,
who by water,
who in the sunshine,
who in the night time,
who by high ordeal,
who by common trial,
who in your merry merry month of may,
who by very slow decay
and who shall I say is calling?

And who in her lonely slip,
who by barbiturate,
who in these realms of love,
who by something blunt,
and who by avalanche,
who by powder,
who for his greed,
who for his hunger,
and who shall I say is calling?

And who by brave assent,
who by accident,
who in solitude,
who in this mirror,
who by his lady’s command,
who by his own hand,
who in mortal chains,
who in power,
and who shall I say is calling?