Nueva polémica “videojueguil”

Llevábamos ya mucho tiempo sin que un colectivo de payasos saltase a la palestra para quejarse de los videojuegos, pero no os preocupéis porque ya tenemos una nueva entrega de nuestra sección favorita: “no sé de nada pero opino”. En esta ocasión han sido dos ONGs suizas, Trial y Pro Juventute, que han elaborado un informe en el que critican que en los videojuegos bélicos no se respeten los derechos humanos o la convención de Ginebra.

CODMW2

Afortunadamente en esta ocasión no todo es criticar, y en un alarde de creatividad han propuesto que en este tipo de juegos se haga referencia al trabajo de los tribunales internacionales contra los crímenes de guerra. No sé cómo no se les ha ocurrido antes a las grandes desarrolladoras, sin duda nos encontramos ante un filón argumental que pulverizará cualquier registro de ventas, entretenido a más no poder… (con perdón de Phoenix Wright).

Todo esto viene motivado por la reciente puesta a la venta de Call of Duty Modern Warfare 2, un juegazo bélico en el que, por supuesto, hay ocasiones en las que nos vemos obligados a vulnerar normativas y códigos. En su caja se indica que no está recomendado para menores de edad, y además, una vez cargado el software se nos vuelve a advertir que hay algunas fases que pueden herir la sensibilidad del jugador, ofreciendo la opción de saltarlas.

Yo no sé si estos neutralizados suizos han puesto la televisión alguna vez en su vida, o han pisado un cine, pero sospecho que si lo hicieran se darían cuenta de que en las películas y series de acción es “relativamente habitual” encontrar vulneraciones de la legalidad vigente.

En resumen, ni pies ni cabeza.