Grafitis

Creative Commons License

‘Yo en mi habitación tengo un poster de todos ustedes.
Che Guevara’

Grafiti en Montevideo

Me cuenta Dani que se lo contó Alina. La tapia del cementerio del barrio de Buceo ha sido tradicionalmente un lienzo grafiteado hasta el hartazgo. Sus paredes estallaban en una selva de colores y leyendas de todo tipo. Era una fiesta de los artistas, los tejedores de sueños y los poetas.

Un día el muro amaneció cubierto de un blanco totalitario, pautado de carteles que advertían: “Prohibido pintar”. La atmósfera mortecina del interior del recinto parecía haberse apoderado de las calles exteriores. El paisaje urbano había sido silenciado. Fin de la fiesta.

Pero al día siguiente, con el primer rayo de sol, también amaneció, solitario, un nuevo grafiti. Una obra maestra. En un extremo del muro represor ahora figuraba una escueta observación:
“mmm… qué blanquito…”

Dedicado a toda la gente de Túnez, Egipto, Libia, Islandia,
Portugal, Grecia… y España, que no se deja blanquear.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.