Un club a la deriva (II). El cuerpo técnico.

Creo que este post va a ser corto.

En el fútbol actual, rodearte de grandes colaboradores es la base para conseguir éxitos. Hasta los entrenadores «estrella» (Capello, Benítez…) se basan en un equipo técnico, totalmente desconocido para la mayoría, pero del que no se separan durante su carrera profesional.

En el Barça Rijkaard está acompañado de Eusebio Sacristán, Johan Neeskens y Juan Carlos Unzué.

Johan Neeskens.
Carrera como técnico: miembro del staff de la selección holandesa y segundo de Guus Hiddink en la selección de Australia.

Eusebio Sacristán.
Desde el 2003 está en el primer equipo del FCB, su primer destino tras sacarse el carnet de entrenador.

Juan Carlos Unzué.
Entrenador de porteros

Asusta.

Hagamos una pequeña comparación con Henk Ten Cate, anterior ayudante de Frank, desconocido para muchos, pero clave en los éxitos recientes del equipo según la opinión de unos pocos (entre los que me incluyo).
Esta es su carrera de entrenador hasta el momento:

  • 1990: Go Ahead Eagles
  • 1990-1991: Go Ahead Eagles (Como asistente)
  • 1991-1992: Heracles Almelo
  • 1992-1993: FC Rheden
  • 1993-1995: Go Ahead Eagles
  • 1995-1996: Sparta Rotterdam
  • 1996-1998: Vitesse Arnhem
  • 1998: KFC Uerdingen 05
  • 1999-2000: MTK Budapest
  • 2000-2003: NAC Breda
  • 2003-2006: FC Barcelona (Como asistente)
  • 2006-2007 Ajax Amsterdam.
  • 2007-????: Chelsea FC (asistente)

No voy a extenderme mucho en mis conclusiones.

Frank está solo. A nivel técnico, que es lo que peor se le da, está solo.

Responsables del cuerpo técnico: Joan Laporta, como Presidente y Txiki Beguiristain, como Secretario Técnico.

Notas:

La estrategia de futuro actual pasa por darle un puesto a Pep Guardiola, ahora entrenador del segundo equipo en Tercera División.

Durante las próximas 3 semanas el club no podrá contar con Juan Carlos Unzué ya que va a realizar el cursillo de segundo nivel de entrenador en Madrid. Lo sustituye el entrenador de porteros de la cantera… Carlos Busquets.

Uno se fija en la profesionalidad y organización de los equipos italianos e ingleses y le entran ganas de llorar. O de reir. Atentos a Valdés las próximas 3 semanas.