Shit box

Desconozco si la autoría corresponde a la NASA o al CERN, pero tenemos ante nosotros uno de esos inventos que hará temblar los cimientos de la humanidad catapultándola a una nueva era (no sabría decir si mejor o peor…). Señoras y señores, con todos ustedes… ¡la caja de mierda!

shitbox

Pues sí, no le den más vueltas (no vayan a derramar su contenido), estamos ante un espectacular… ¡retrete portátil! Y además con su propia mascota, nada más y nada menos que Little Jack (Big Jack si el usuario ha cenado fuerte), un simpático jovencito que, aunque a primera vista podría confundirse con un amenazador penitente, en realidad no es más que un adorable y sonriente excremento.

¿Harto de manchar la ropa interior en ese macroconcierto en el que la cola de los servicios llega al escenario? ¿Cansado de jugar online y ser acribillado por los otros jugadores mientras has tenido que dejar los controles para redecorar la porcelana? ¿Eres muy friolero? ¡No lo dudes! ¡Compra Shit Box!

¡Ahora con grandes ofertas en todos los productos de segunda… mano! ¡No tienen desperdicio!